Seguidores

Translate

lunes, 27 de diciembre de 2010

ASTROLOGIA: DETERMINANDO EL SEXO DE TU BEBE, EN EL MOMENTO DE LA CONCEPCION

Infinidad de criaturas ven como la LUNA condiciona sus ciclos vitales y reproductivos. Por supuesto que entre esas criaturas, nos encontramos nosotros y sobre todo "ellas". Porque no creo que a nadie se le pase por alto lo condicionada que está la mujer por los ritmos lunares.
La Luna no solo activa ciclos de fertilidad, también rige los ciclos o periodos menstruales, que dependiendo de una mujer a otra, suelen ser de 28 días; es decir: "una lunación".
Aparte, la innegable influencia lunar sobre los líquidos.... o mejor dicho la interacción que existe entre la tierra y luna, regula nuestros fluidos corporales a modo de "mareas orgánicas", estableciendo peridos de más y menos actividad. ¿Alguien se ha preguntado porqué los cirujanos no quieres intervenir a ser posible en LUNA LLENA?
Y hablando de fluidos, nos vamos hasta los responsables de la concepción humana. Astrologicamente hay una forma de determinar el sexo del bebé en el momento de la concepción.
En este preciso momento en que la vida germina, la posición de la LUNA en el horóscopo de ese preciso instante será determinante:
  • Si está en un signo positivo.....será VARÓN
  • Si está en uno negativo...........será HEMBRA
La luna siguiendo leyes aún sin "explicar" (que no sin conocer), sigue la polaridad universal. Nada hay que no sea doble en naturaleza y que en el fondo sea la misma cosa. Los signos del zodiaco no escapan a esta ley inmemorial:
  • SIGNOS POSITIVOS (MASCULINOS): Aries, géminis, leo, libra, sagitario, acuario
  • SIGNOS NEGATIVOS (FEMENINOS): Tauro, cáncer, virgo, escorpio, capricornio, piscis
Y entiéndase el binomio (POSITIVO-NEGATIVO), como de predominancia de lo (MASCULINO o FEMENINO) según sea el signo, pero nunca de un dominio absoluto. En absoluta concordancia con la teoría china del Yin-yang, lo maculino y lo femenino se oponen pero se complementan para conseguir un equilibrio de la personalidad. Además se contienen el uno al otro, del tal forma que sin el uno, el otro no podría existir.

Entradas populares

Archivo del blog