Seguidores

Translate

domingo, 2 de enero de 2011

FÓRMULAS DE EXORCISMO DEL RITUAL ROMANO



Creo que por lo interesante que resulta, bien merece que dedique un post al famoso RITUAL ROMANO de exorcismos. Este, renovado y actualizado, es el "arma" eclesiástica en su lucha contra los hechizos y posesiones.
Que nadie piense que esto es jerga. Se trata de una realidad que un reducido grupo selectos miembros de la Iglesia, practican en cualquier parte del mundo. Lo que habla bien a las claras, de que independientemente de la Fé que se profese, el fenómeno es común a muchas culturas, credos y religiones.

Ritual Romano
Renovado según el decreto del Sacrosanto Concilio Ecuménico Vaticano II
Promulgado por la autoridad de S.S. Juan Pablo II
RITUAL DE LOS EXORCISMOS
Congregación para el Culto Divino
y la disciplina de los Sacramentos
Prot. 1280/98/L

FORMULA DEPRECATIVA

Te exorciso, antiguo enemigo del hombre:
sal fuera de N. a quien Dios creó con amor.
Te lo manda, nuestro Señor Jesucristo,
cuya humildad venció tu soberbia
cuya prodigalidad prevaleció sobre tu enviada,
cuya mansedumbre aplastó tu crueldad.
Enmudece, padre de la mentira,
y no impidas que este siervo (esta sierva) de Dios
bendiga y alabe a su Señor.
Eso te ordena Jesucristo,
Sabiduría del Padre y esplendor de la Verdad,
cuyas palabras son espíritu y vida.


Sal de él (ella), espíritu inmundo,
deja el lugar al Espíritu Santo.
Eso te manda Jesucristo, Hijo de Dios e Hijo del hombre,
que naciendo puro del Espíritu y de la Virgen
purificó todas las cosas con su Sangre.
Por eso, retrocede, Satanás,
vuélvete atrás en el nombre de Jesucristo,
que te expulsó fuertemente con el dedo de Dios y destruyó tu reino.
Retírate, por la fe y la oración de la Iglesia,
huye de aquí, por la fuerza de la Santa X Cruz,
en la cual, el dulce Cordero inmolado por nosotros,
nuestro Señor Jesucristo,
nos libró de tu cruel potestad.
Él que vive y reina por los siglos de los siglos.
Todos responden:
Amén




FORMULA IMPERATIVA

 
Por el Dios vivo, por el Dios verdadero, por el Dios santo,
yo te exorcizo, espíritu inmundo, enemigo de la fe,
enemigo del género humano, conductor de la muerte,
padre de la mentira, raíz de todos los males,
seductor de los hombres, provocador de los dolores.
Te adjuro, maldito dragón,
en el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
para que abandones de raíz y que huyas
de este ser plasmado por Dios.
El mismo Jesucristo te lo ordena,
quien te mandó sumergirte desde lo alto de los cielos
a los lugares más bajos de la tierra.
El mismo Cristo te lo ordena,
que calmó al mar, a los vientos y a las tempestades .
El mismo Cristo te lo ordena,
que es la eterna Palabra de Dios hecha carne,
y que se humilló a sí mismo
y se hizo obediente hasta la muerte
por la salvación del género humano perdido por tu envidia.
Témelo a Él,
que en Isaac fue inmolado,
en José vendido,
en el Cordero, muerto,
en el hombre, crucificado,
y en el infierno, triunfador.
Dale lugar a Cristo,
en quien ninguna de tus obras has podido encontrar.
Humíllate bajo la potente mano de Dios;
tiembla y huye,
pues invocamos el santo nombre de Jesús,
ante quien tiemblan los infierno,
a quien están sujetas las Virtudes de los cielos,
las Potestades, las Dominaciones,
y a quien los Querubines y los Serafines
aclaman con una sola voz diciendo:
Santo, Santo, Santo, es el Señor, Dios de los ejércitos.
Retrocede ya,
en el nombre del Padre X y del Hijo X y del Espíritu X Santo.
Dale el lugar al Espíritu Santo
por este signo de la Santa X Cruz
de nuestro Señor Jesucristo
que vive y reina por los siglos de los siglos.
Todos responden:
Amén.

EXTRAIDAS DE: Ritual Romano

Renovado según el decreto del Sacrosanto Concilio Ecuménico Vaticano II
Promulgado por la autoridad de S.S. Juan Pablo II (Aquí puedes descargarlo en su totalidad)

Entradas populares

Archivo del blog